Seleccionar página

La “NUEVA” venta virtual llega para quedarse después de la pandemia.

Por:  Aarón Alonso, Gerente Comercialización, Entaeh.

La pandemia está cambiando rápidamente nuestro comportamiento hacia los canales en línea, y es probable que los cambios se mantengan después de la pandemia. Si bien muchas empresas se enfrentan al desafío de sobrevivir a corto plazo, la crisis también presenta oportunidad; empresas audaces que invierten ambiciosa y oportunamente en su negocio online es probable que emerjan como líderes del mercado.

El COVID nos traerá un cambio permanente en nuestro comportamiento de compra y maneras de hacer negocios en Latinoamérica. Hay negocios que han experimentado un pico temporal de demanda a corto plazo y otros productos o servicios se moverán en línea para bien.  ¿Por qué?  Pienso que la primera razón obviamente es que la conveniencia hoy mata a un mejor precio ya que ahora consideramos costos y tiempo de transporte además de la comodidad.

Otro punto definitivamente es el riesgo de contagio ya que, en nuestras latitudes latinoamericanas, la vacunación no se espera que venga en la misma proporción de los mercados de primer mundo y hay conciencia de la distancia social e higiene personal, por lo tanto, esto mantendrá el preferir comercio electrónico.

También se está intensificando la competencia de servicio on-line, mejoras en las capacidades logísticas en las empresas de la región para mejorar el servicio y los más jóvenes rápidamente aceptan el modelo en línea y nuestro territorio la mayoría de la población económicamente activa esta entre 18 a 64 años. *(De acuerdo a datos macro.com)

Ahora, la conversión a escenarios de comercio electrónico debe de considerar factores importantes para empezar con el pie derecho como, por ejemplo:

Revisar el modelo para que mi negocio considere, no solo el canal de venta digital, si no toda la logística atrás de la atención al cliente. Con este modelo no solo la calidad de mi producto es importante, si no el tiempo en que llega mi producto a mi cliente.

Inversión adicional en redes sociales y vías digitales de publicidad para enfocar en el mercado el cambio en nuestra organización y llegar de mejor manera a estos clientes que ahora viven en la convivencia virtual.

La ergonomía del canal digital que decida utilizar, que considera facilidad de uso y aplicabilidad en cualquier dispositivo.

El mejoramiento de la cadena de suministro y el resurtido es crucial para mantener la promesa de marca ante el mercado, ya que en este contexto de comercio electrónico los clientes esperan un servicio similar o igual al que Amazon otorga y por lo mismo se necesita poner atención especial a la oportunidad de mis productos con mis clientes ya que la competencia esta a solo un clic de distancia.

Escalar a nivel de los mas altos ejecutivos este cambio “cultural” en la organización de vender electrónicamente ya que requiere un foco especial a todos los niveles de la organización ya que el servicio al cliente se vuelve crucial por este nuevo canal.

Finalmente es necesario reforzar las plataformas tecnológicas para, de manera completa, optimizar a nuestra organización a esta nueva realidad y tener la capacidad de transparentar la organización a nivel operativo y tomar decisiones a tiempo ya que la competencia ya lo está haciendo.

Aún no se sabe cuándo terminará la crisis del coronavirus, pero lo que sí es seguro es que trajo transformaciones profundas en distintas áreas.  La digitalización, se convirtió en una prioridad para las compañías, ahora son procesos clave para que muchas de las empresas sigan funcionando.   En ENTAEH estamos listos para apoyar a nuestros clientes para embarcarse en este reto que sin ninguna duda viene para quedarse.